Como Cuidar un Hibisco

El hibisco es una planta perenne de una gran belleza. Mucha gente opta por cultivar esta clase de flor por ser resistente a los cambios climáticos. Requiere pocos cuidados por lo que es muy apetecida por jardineros y aficionados. Los hibiscos tienen una gran tonalidad de colores que van desde los rojizos a la púrpura.

A continuación, te dejaré una serie de recomendaciones para que tu flor de hibisco crezca bonita y muy frondosa.

Tipo de abono

La turba es un buen tipo de abono porque a ayuda a que haya una buena filtración por la presencia de nitrógeno. Manteniendo al hibisco en buenas condiciones.

como cuidar un hibiscoOtro abono orgánico que se recomienda es la ceniza de madera, la cual aporta potasio, el cual nos ayuda a la floración y a que tenga buenos frutos.

También se aconseja el abono líquido fertilizante o granulado por su liberación lenta.

El café de grano es otra alternativa de abono. Lo podemos reutilizar de una cafetera. Nos va a aportar una buena cantidad de pH que va a regular la acidez del suelo.

La corteza de pino ayuda a que no crezcan malas hierbas y mantiene la humedad por lo menos un poco más del tiempo estimado.

Durante las épocas de primavera a otoño, se sugiere abonar cada quince días con compost. Igualmente se aconseja fertilizar la flor de hibisco una vez al mes.

Los pulgones pueden presentarse por un exceso de fertilización. Por lo que debes prestar mucha atención. Es necesario anotar cuando realizas esta actividad de fertilización.

Cuánta agua necesitan

En primavera y verano el riego debe ser cada tres o cuatro días, procurando que la tierra esté siempre húmeda. También es conveniente pulverizar las hojas con cierta regularidad.

El riego en invierno debe ser menos frecuente, ya que, de lo contrario puedes llegar a matar tu planta.

agua y abono

Hay que tener cuidado con el agua en exceso pues esto puede provocar encharcamiento y generar enfermedades como los hongos.

Es importante que sepas que cuando las hojas se ponen amarillas, es una muestra de que nuestra planta de hibisco necesita agua, así que te lo dejo como consejo para que lo tengas presente.

También es importante tener en cuenta regar tu hibisco cuando la pulgada superior de la mezcla de la maceta al tacto se sienta seca.

Tipo de tierra

Necesita un suelo muy bien drenado. El hibisco agradece un sustrato fértil y rico en materia orgánica. El pH neutro es necesario para su buen desarrollo.

Una buena característica del hibisco es que se adapta a una gran diversidad de suelos haciendo que su labranza sea poco exigente.

Cuidados en el exterior

Se cultiva generalmente como planta de exterior en meses cálidos porque es perenne.

Estas plantas son ideales para sembrarlas en un jardín, ya que, es una flor que estira demasiado.

cuidados

Debes tener en cuenta que, si dejas una planta de hibisco en un clima con vientos muy fríos, sus hojas pueden quemarse.

Cuidados en el interior

Lo más importante que hay que saber en cuanto al cuidado de las plantas de hibisco en interiores es que le gusta la luz. Por lo que te recomiendo dejar tu maceta con tu planta muy cerca de una ventana, ya verás como crece y su apariencia mejora.

Si se cultivan en interior, es necesario mantenerla en un ambiente húmedo debemos pulverizar las hojas con frecuencia para evitar inconvenientes.

Como recomendación debes saber que, si la plantas en una maceta es preferible no moverla, ya que, no le gusta el constante traslado.

Cuidados en invierno

Si eres una persona que reside en un lugar con temperaturas que puedan llegar hasta bajo cero, tienes que saber que este clima no les sirve a los hibiscos.

Si tu planta ha estado creciendo en el suelo, tendrás que desenterrarla y luego plantarla en una maceta para así cuidarla en tu hogar por esta época.

Cuanta más luz le des a tu hibisco durante el invierno, mejor será. Lo ideal es tenerla en un ambiente fresco, alejada de la calefacción.

Reproducción

La reproducción de esta mata se hace por medio de esquejes los cuales nos servirán para plantarlos en un sustrato rico en nutrientes. Se aconseja dejar 2 cm entre uno y otro capullo.

Una manera de multiplicar la planta de hibisco que también es muy empleada es por medio de estacas. Esto le permitirá además que los tallos sean rectos.

Otra forma de reproducción es en el estado silvestre, donde las especies de hibiscus se reproducen sexualmente cuando el polen de las flores masculinas llega a las flores femeninas.

El éxito de la polinización se traduce en la producción de las semillas, las cuales están encapsuladas en vainas. Cuando estas cáscaras maduran, se secan y se abren para liberar así más semillas, que caen al suelo y germinan para producir más plantas de hibisco.

Otros Artículos Interesantes